Viernes, 25 de febrero de 2005
Un hombre que siempre molestaba a su mujer, pas? un d?a por la casa de unos amigos para que lo acompa?asen al aeropuerto a dejar a su esposa que viajaba a Paris. A la salida de inmigraci?n, frente a todo el mundo, ?l le desea buen viaje y le grita : Amor, no te olvides de traerme una hermosa francesita. Ella baj? la cabeza y se embarc? muy molesta. La mujer pas? quince d?as en Francia. El marido otra vez pidi? a sus amigos que lo acompa?asen al aeropuerto a recibirla. Al verla llegar, lo primero que le grita a toda voz : Y amor ?me trajiste mi francesita? Hice lo posible, ahora tenemos que rezar para que nazca ni?ita.
_________________________________________________________________

Paseando por la playa, la esposa le pide al marido que le compre un bikini. El le contesta: - Con este cuerpo de m?quina lavadora, ni pensarlo. Siguen caminando y ella insiste - Entonces c?mprame un vestido. Y el le responde: Con este cuerpo de m?quina lavadora, ni pensarlo. En la noche, ya en la cama, el marido se da vuelta hacia su mujer y le pregunta: ?Qu? te parece si echamos a andar esta m?quina lavadora? Y la mujer, con desprecio, le contesta: ?Para lavar este trapito? L?valo a mano que da menos trabajo.
_________________________________________________________________

Una viejita pregunta a su marido moribundo: Muy bien, despu?s de 40 a?os de casados, s?came de una curiosidad ?me has enga?ado alguna vez? Si querida, una sola vez. ?Recuerdas la secretaria que ten?a cuando trabajaba en Nestl?, Margarita se llamaba? Si, la recuerdo. Pues ese cuerpo fue todito m?o. Segundos despu?s, ?l le pregunta: ?Y t?, viejita, me has enga?ado alguna vez? Si mi viejito, una sola vez. ?recuerdas cuando viv?amos en la Calle Andrade frente al Cuerpo de Bomberos? Si me acuerdo. Contesta el moribundo. Pues aquel Cuerpo fue todito m?o.
_________________________________________________________________

El marido, en su lecho de muerte, llama a su mujer. Con voz ronca y ya d?bil, le dice: Muy bien, lleg? mi hora, pero antes quiero hacerte una confesi?n. No, no, tranquilo, tu no debes hacer ning?n esfuerzo. Pero, mujer, es preciso. - insiste el marido - Es preciso morir en paz. Te quiero confesar algo. Est? bien, est? bien. ?Habla! He tenido relaciones con tu hermana, tu mam? y tu mejor amiga. Lo s?, lo s?. - le dice la mujer - Es por eso que te envenen?, hijo de puta.
Publicado por .AuStRaLiA. @ 14:11  | Humor
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios