Lunes, 03 de abril de 2006
Manifiesto "Con orgullo, con modestia y con gratitud"

Imagen


El 14 de abril de 1931, Espa?a tuvo una oportunidad. La proclamaci?n de la II Rep?blica Espa?ola encarn? el sue?o de un pa?s capaz de ser mejor que s? mismo, y reuni? en un solo esfuerzo a todos los espa?oles que aspiraban a un porvenir de democracia y de modernidad, de libertad y de justicia, de educaci?n y de progreso, de igualdad y de derechos universales para todos sus conciudadanos. Hoy, setenta y cinco a?os despu?s, los firmantes de este manifiesto evocamos aquel esp?ritu con orgullo, con modestia y con gratitud, y reivindicamos como propios los valores del republicanismo espa?ol, que siguen vigentes como s?mbolos de un pa?s mejor, m?s libre y m?s justo.

Frente al colosal impulso modernizador y democratizador que acometieron las instituciones republicanas -siempre con la desleal oposici?n de quienes cre?an, y siguen creyendo, que este pa?s es de su exclusiva propiedad-, todav?a se nos sigue intentando convencer de que la II Rep?blica fue un bello prop?sito condenado al fracaso desde antes de nacer por sus propios errores y carencias. Los firmantes de este manifiesto rechazamos radicalmente esta interpretaci?n, que s?lo pretende absolver al general Franco de la responsabilidad del golpe de estado que interrumpi? la legalidad constitucional y democr?tica de una rep?blica sostenida por la voluntad mayoritaria del pueblo espa?ol, con las tr?gicas consecuencias que todos conocemos. Y exigimos que las instituciones de la actual democracia espa?ola rompan de manera definitiva los lazos que la siguen uniendo -desde los callejeros de los municipios hasta los contenidos de los libros de texto- con un estado ileg?timo, que surgi? de una agresi?n feroz contra sus propios ciudadanos y se sostuvo en el poder durante treinta y siete a?os mediante el abuso sistem?tico e indiscriminado de los siniestros recursos que caracterizan la pervivencia de los reg?menes totalitarios. Despu?s de treinta a?os de democracia, resulta vergonzoso tener que recordar a?n donde estaba la ley y donde estuvo el delito. A estas alturas, es intolerable, y muy peligroso para la salud moral y pol?tica de nuestro pa?s, que todav?a se pretenda equiparar al gobierno leg?timo de una naci?n democr?tica con la facci?n militar que se sublev? contra el estado al que, por su honor, hab?a jurado defender, y cuya victoria s?lo fue posible gracias a la ayuda de los reg?menes fascista y nazi que preparaban una invasi?n de Europa que acabar?a provocando una guerra mundial y, a?n m?s decisivamente, gracias a la culpable indiferencia de las democracias occidentales, que, antes de convertirse en v?ctimas de las mismas potencias en cuyas manos hab?an abandonado a Espa?a, eligieron parapetarse tras el hip?crita simulacro de neutralidad que represent? el comit? de No Intervenci?n de Londres.

M?s en memoriadelfuturo.org
Publicado por .AuStRaLiA. @ 12:28  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios