Viernes, 28 de abril de 2006
La propuesta no de ley que pretende llevar el Gobierno al Congreso de los Diputados sobre el proyecto Gran Simio ha levantado gran pol?mica en los medios de comunicaci?n. Ante este arrebato, Paco Cuellar que pertenece a este proyecto, ha remitido este e-mail para responder a las cr?ticas aburdas o no, seg?n se mire porque yo cada vez que veo King Kong me dan ganas hasta de ponerle un piso a su nombre

Imagen


Es asombrosa la cantidad de barbaridades que en estos d?as se est?n diciendo con motivo de la presentaci?n en el Parlamento Espa?ol de una proposici?n no de ley de apoyo a los grandes simios. La gente y principalmente algunos periodistas no han mostrado tener ni el menor sentido del rid?culo para hablar p?blicamente de lo que no tienen ni idea. Y ni siquiera voluntad de informarse.

Pese a quien le pese, el hombre pertenece al reino animal, a la clase de los mam?feros, al orden de los primates, al suborden de los simios, a la clase de los hom?nidos y a la especie Homo sapiens.

Esta clasificaci?n establecida por Linneo en el siglo XVIII es com?nmente admitida por toda la comunidad cient?fica desde entonces.

?Donde estaban ciertos se?ores periodistas el d?a que lo explicaron en clase?

En septiembre pasado la prestigiosa revista cient?fica Nature publicaba la secuenciaci?n del genoma del chimpanc? en la que se demostraba que compartimos 99% de los genes con estos animales.

Nuestro parentesco es tan alto que en estos momentos la comunidad cient?fica est? debatiendo la posibilidad de cambiar la clasificaci?n de los chimpanc?s de forma tal que compartan el mismo g?nero que nosotros. Me explico:

La clasificaci?n del chimpanc? es: reino animal, clase mam?fero, orden primate, suborden simio, familia hom?nidos y especie pan troglodytes.

El cambio afectar?a a que pasar?an de llamarse pan troglodytes a Homo troglodytes.

Esto puede significar un revoluci?n en la historia; pues, al reconocerlos como "Homo" se les reconoce como pertenecientes al mismo grupo que el Homo sapiens, Homo erectus, Homo h?bilis, etc, etc. Es una especie de reconocimiento de que acabamos de descubrir que a?n existen "hombres primitivos". Muy primitivos si se quiere, pero hombres.

No se trata de proteger animales (con todos mis respetos para ellos), ni de proteger animales en peligro de extinci?n, aunque este motivo ya es suficientemente importante para tenerlo en cuenta y no tomarse a chufla el asunto; sino de proteger a los animales m?s humanos de todos los animales, exceptuando el propio hombre.

Es preocupante que lo que est? frenando a tomar la decisi?n de si denominarlos "Pan" u "Homo" sea precisamente, la horda de paletos que desde su ignorancia m?s absoluta sobre el tema, se les pueden tirar encima.

Y respecto a las declaraciones de cierto arzobispo, a?n estoy esperando que me presente un estudio que demuestre que el hombre comparte un solo gen, con Dios para afirmar que somos imagen y semejanza de ?l.

Este debate no es nuevo. Hace unos 150 a?os, los abolicionistas ped?an derechos para los negros y los paletos de la ?poca dec?an: ?Qu? barbaridad!, ?derechos para los negros!, ?y los derechos de los blancos!, ?pero cu?ndo se ha visto que seamos iguales!, ?cu?ndo se ha visto a un negro pintar la Capilla Sixtina o componer algo lejanamente similar a una ?pera de Mozart o escribir el Quijote!

El debate se volvi? a producir con motivo de reclamar derechos para la mujer y ahora que descubrimos la cercan?a a nosotros de los chimpanc?s, de nuevo aparecen los mismos argumentos.

Ahora reconocer los derechos de los negros es f?cil; as? como los derechos de la mujer. Lo dif?cil es haberlo hecho en su tiempo.

Est? muy bien que ciertos periodistas lean novelas y todo tipo de g?nero de ficci?n o fantas?a; pero no estar?a de m?s, de vez en cuando, leer alg?n libro de divulgaci?n cient?fica o que hable del mundo real.

Si me lo permiten, les recomiendo que lean nuestro libro "El Proyecto Gran Simio" de Peter Singer y Paola Cavalieri, que por cierto fue uno de los libros recomendados en el Forum de las Culturas celebrado en Barcelona. Es un libro ameno en el que cada cap?tulo est? escrito por un cient?fico y en ?l, razonan por qu? apoyan el proyecto.

Entre estos cient?ficos est? Jane Goodall, premio Pr?ncipe de Asturias del 2003 (el Nobel de los espa?oles), el Benjam?n Franklin (el Nobel de los EEUU), Dama del Imperio Brit?nico (el Nobel de los ingleses), Medalla de la Legi?n Francesa (el Nobel de los franceses) adem?s de ser doctora Honoris Causa por un millar de Universidades.

Y como comprender?n, me parece mucho m?s a tener en cuenta la opini?n de Jane Goodall que las que pueda tener cierto arzobispo o cierto locutor de la COPE.

A mi todo esto me produce sentimientos encontrados. Por una parte los monos no dejan de ser animales aunque al verlos actuar me dan miedo, se parecen tanto a las personas que me da no se que, adem?s, la propuesta es no de ley, vamos que es m?s simb?lico que otra cosa. Si me pongo del otro lado pienso que m?s valdr?a hacer que se cumplieran los Derechos Humanos con las personas y despu?s ya nos podr?amos poner con el resto de los simios.

P.D. Esto supone dar derechos a Aceves e individuos similares.

Publicado por .AuStRaLiA. @ 19:00  | Actualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios