Lunes, 24 de noviembre de 2008
Ni que no estuviera Nadal, ni el público en contra, ni siquiera la pista dura... al final a los argentinos les salió el tiro por la culata y se comieron con patatas su pista dura, su público e, incluso, a los calzones de Nadal.


Desde luego es una proeza, nadie se lo esperaba, esta ensaladera es mucho más meritoria que las dos anteriores. Las victorias de dobles y la de Verdasco ayer fueron de campeonato, en los dos partidos los jugadores fueron capaces de rehacerse más allá de los abucheos del público (cosa que comprendo). Lo más curioso es que aunque todo el mundo esperaba que fueran Nadal y Nalbandián quienes se lo jugaran todo en el último partido, fueron dos jugadores """""de segunda fila""""" los que jugaron el punto decisivo, Fernando Verdasco, que no me extraña que no cupiera en si, y José Acasuso que pidió perdón al público por volver a perder un partido definitivo en una final de la Copa Davis.

Tags: tenis, Copa Davis, Verdasco

Publicado por .AuStRaLiA. @ 13:49  | Deportes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios